El restaurador y oficial de la junta de gobierno de la hermandad de la Amargura, Enrique Gutiérrez Carrasquilla, ha concluido la restauración de las figuras de los romanos del misterio de Nuestro Padre Jesús del Silencio en el Desprecio de Herodes.

Las esculturas han sido intervenidas para subsanar los desperfectos sufridos en los últimos 17 años desde que se restauraran durante los años 1999-2000 en los que fueron sometidas a una restauración en profundidad dado su mal estado de conservación.

Estos daños estaban localizados principalmente en las cabezas por el roce continuo de los cascos de metal. También se han resanado algunas grietas aparecidas en la superficie de las policromías las cuales han sido sometidas a un proceso de fijación en zonas determinadas.

Dos manos han sido desensambladas y vueltas a ensamblar con nuevas espigas de madera pues tenían cierto grado de separación.

Se han colocado nuevos sistemas de sujeción de los cascos que evitan el daño producido por los anteriores. Asimismo se han dotado a los cascos de protecciones internas para evitar en lo posible el roce del metal con la superficie de las figuras. Paralelamente a la intervención se han realizado copias digitales de las tres esculturas.

Las tres imágenes serán expuestas en el Círculo Mercantil del 10 al 19 de marzo con motivo de la exposición organizada por dicha entidad de «Estrenos y restauraciones en la Semana Santa 2017».