A través de la escultura se han representado grandes momentos de la historia, personajes conocidos, escenas de cada época…. y gracias a ellas se puede conocer los pensamientos que había en esas épocas. Sin embargo, las esculturas al sufrir el paso del tiempo se deterioran y pueden perderse por ello es muy importante llevar a cabo en esos momentos una restauración de esculturas.
A la hora de llevar a cabo cualquier tipo de restauración es importante tener en cuenta una serie de detalles , como sobre que material está creada la escultura, ya que pueden estar echas de piedra, madera, marfil o metal. Este dato nos ayuda, y nos indica cómo debemos realizar la restauración y el cuidado con que debemos tratarla ya que cada material reacciona diferente al paso del tiempo, lo que hace que unos sean más resistentes que otros.
Otro de los detalles a tener en cuenta es el estilo de las esculturas, es decir, si son macizas o huecas, si están formadas por una sola pieza o por varias que han de ser acopladas y por ultimo por lo colores que se hayan utilizado, es decir, que sean policromadas o no. Evidentemente, son datos que debemos tener muy en cuenta ya que a la hora de realizar una restauración de esculturas, es importante no cambiar ningún detalle de la escultura original ya que es allí donde se encuentra la esencia de la misma.
Por este motivo, este tipo de trabajos no se le pueden confiar a cualquier persona, sino que se debe trabajar con profesionales. En mi caso, trato cada escultura como propia y soy muy minuciosa a la hora de mantener los detalles ya que es lo más bello de la escultura. Si quieres conocer un poco más sobre mi forma de trabajo visita mi pagina web  donde podrás ver alguno de mis trabajos.