Blog

    Restauración de Esculturas , conservación y restauración

    Esculturas de madera

      La madera es un material fácilmente atacable por organismos vegetales como el moho, que provoca su putrefacción, y por animales como las termitas y, sobre todo, la carcoma.
    Ya en la Antigüedad se intentaban paliar estos inconvenientes escogiendo con cuidado las maderas más resistentes, acondicionándolas y sometiéndolas a determinados tratamientos, como el baño en esencias, el revestimiento de betún, etc. …
    Las maderas más fácilmente atacables por el moho y los insectos son, naturalmente, las dulces no resinosas. Hoy día existen remedios especiales para cada uno de estos organismos y múltiples técnicas para la desinfección (baños, inyecciones, fumigaciones, etc.). Pero el enemigo número uno de la madera son los cambios de humedad: el volumen de la madera aumenta o disminuye según absorba o pierda agua y, como por otra parte, la madera no se seca de manera uniforme, pues la parte exterior seca antes que la interior, se originan en la masa lígnea diferencias de volumen que ejercen sobre las fibras una presión intensa y desigual. Se originan de esta manera unas hendiduras longitudinales en el sentido de la fibra o deformaciones características debidas a la tensión de las fibras exteriores por lo que la superficie de la madera de una tabla tiende a arquearse de manera cóncava por un lado y convexa por el otro; si esta tensión se prolonga, las fibras se rompen, formándose cortes transversales al sentido de la fibra. Estos movimientos de la madera tienen graves consecuencias para el revestimiento de yeso, para el policromado y para el dorado.
    Por esto las esculturas de madera, una vez consolidado el revestimiento con inyecciones de material adhesivo e impregnadas de metacrilato, se conservan en un ambiente de humedad y temperatura constantes.
    La conservación de maderas que han estado en ambientes muy húmedos, como enterradas, o que provienen de lagos o del mar, presentan otros problemas. En estos casos hay que evitar que un secado rápido origine la deformación o incluso la destrucción del hallazgo; se siguen distintos métodos: los principales consisten en secar lentamente la madera en ambientes gradualmente menos húmedos, o sustituir el agua que hincha las fibras por un material sólido inerte (baño de alumbre disuelto en agua), o finalmente se endurece la madera mediante un baño de alcohol o de éter calentado, etc.

    Read more

    Restauración arqueológica, paso a paso

    EXTRACCIÓN

    Extracción en bloque

    Es frecuente que los fragmentos de cerámica, vidrio, pintura mural, etc, se recojan directamente, se siglen y se almacenen. Sin embargo, en ocasiones los objetos, aunque fracturados, se conservan completos, y mantienen su posición original. En estos casos es posible extraer todo el conjunto, manteniendo intacta la ubicación de los fragmentos, mediante una extracción en bloque.
    El método más sencillo consiste en cubrir la pieza con una gasa de algodón, de una sola pieza o mediante vendas si se trata de un recipiente. Sobre la gasa se aplica un adhesivo con pincel o brocha, procediendo desde el centro hacia los extremos para evitar tensiones y pliegues. Para un mayor refuerzo puede aplicarse una segunda gasa colocando la trama en dirección contraria a la primera para evitar tensiones sobre la pieza.
    Hasta aquí todo parece relativamente sencillo, pero antes de atreverse con una extracción de este tipo hay que tener en cuenta una serie de cuestiones.

    1. Es fundamental que eladhesivo utilizado sea lo más reversible posible. Es decir, el engasado debe poder retirarse con posterioridad fácilmente mediante el empleo de un disolvente. Las opciones más habituales son disoluciones acrílicas(generalmente Paraloid B-72 disuelto en acetona) o adhesivos nitrocelulósicos (pegamento Imedio), pues se eliminan fácilmente con acetona.
    2. Estos adhesivos retraen al evaporarse el disolvente. Por lo tanto, una concentración demasiado elevada puede fracturar piezas muy frágiles o descamar la superficie del objeto.
    3. Si lapieza a extraer tiene policromía(por ejemplo, cerámicas sin vidriar, pintura mural…) la trama de la gasa puede quedar marcada. Para evitarlo, conviene proteger esas partes adhiriendo primero un papel japonés, con el mismo producto y el mismo método anteriormente descritos, antes de aplicar la gasa.
    4. Si la pieza está muy húmedalos adhesivos no pegarán, sino que quedarán sobre la gasa formando una pasta viscosa. En estos casos debe esperarse a que la pieza se seque –siempre de manera controlada- antes de proceder al engasado.

    Este sistema ralentiza mucho el trabajo, pensarán algunos. Sí y no. El tiempo que se invierte en extraer adecuadamente un conjunto, se recupera con creces a la hora de siglar, recolocar y adherir una enorme cantidad de fragmentos.
    En todo caso, la extracción en bloque es una opción mucho más complicada de lo que parece, y requeriría el asesoramiento y la supervisión de un restaurador.

    Piezas con policromía

    Una parte especialmente delicada de las piezas enterradas es su decoración: cerámicas con pintura aplicada post-cocción, vidrios dorados, retoques al seco en pintura mural… pueden haber quedado, con el tiempo, más adheridos al sustrato que a la pieza.
    Por este motivo las piezas no deben nunca arrancarse de la matriz, sino que conviene delimitarlas cuidadosamente cuando se observe riesgo de pérdida de la policromía. En casos de extrema fragilidad es mejor extraer la pieza rodeada de su sedimento, que posteriormente se retirará en el laboratorio con los métodos correspondientes.

    Humedecer las piezas

    Una última recomendación durante la extracción es evitar la práctica, bastante extendida, de mojar los materiales para ver mejor sus detalles. Esta aportación extra de humedad puede desencadenar procesos muy dañinos para la pieza. Un poco de paciencia previene muchos problemas posteriores .

    EL EMBALAJE

    Secado

    Una vez extraída la pieza, e incluso durante el proceso de excavación, debe evitarse un secado brusco y, en la medida de lo posible, la incidencia directa de la luz solar. El secado repentino provoca la movilización de las sales contenidas en la misma, aumentando la fragilidad del objeto o provocando desprendimientos superficiales. Ambas cuestiones pueden resolverse cubriendo los elementos con un plástico agujereado.

    Embalaje provisional

    El sistema más habitual, sencillo y rápido para embalar los fragmentos recuperados consiste en introducirlos en bolsas de plástico. Es una opción perfectamente válida, pero deben tomarse una serie de precauciones.

    1. Las bolsassiempre deben perforarse. De este modo se evita la condensación de la humedad contenida en la pieza, que podría producir la formación de moho o las fracturas por secado brusco.
    2. No deben acumularse fragmentos en una misma bolsa, ya que el roce y los golpes producirán erosiones y roturas. Conviene introducirlos en bolsas individuales.
    3. Los materiales particularmente frágiles, como el vidrio, requieren algún tipo de soporte pues de otro modo se romperán irremediablemente. Lo más adecuado sería colocarlos en bandejas de plástico pero, si esta opción no es posible, puede ser suficiente con elaborar un sencillo “sobre” de papel. Tampoco sirve cualquier tipo de papel: folios, papel de periódico, papel de embalaje… contienen ácidos que pueden afectar a las piezas. Existen muchos materiales específicos en restauración, pero comosolución sencilla y asequible puede emplearse papel secante de laboratorio, siempre que sea 100% algodón y con pH neutro.

     

    EL LAVADO

    Una de las tareas más habituales durante una excavación es el lavado de los materiales cerámicos, generalmente cepillándolos bajo grandes cantidades de agua.

    Es un método poco cuestionado y que se hace casi por principio. Sin embargo es conveniente emplear la menor cantidad de agua posible, ya que una cerámica frágil puede disgregarse al humedecerse, además de otros problemas derivados de la movilización de las sales que puedan contener. Por ejemplo, en las cerámicas vidriadas la capa vítrea puede llegar saltar por las eflorescencias salinas. Por lo tanto, debería evitarse sumergir las piezas o ponerlas bajo una corriente; es más prudente humedecer el cepillo y frotar con cuidado la superficie. Las concreciones que no puedan eliminarse bajo un suave cepillado podrán retirarse mediante otros medios y bajo el debido control en el laboratorio de restauración.
    Por otro lado en cerámicas no vidriadas el cepillado puede eliminar restos de policromía, sin que el arqueólogo llegue a percibirlo. Lo mismo ocurre con el posible contenido de los recipientes: trazas de aceites, alimentos, semillas… desaparecen para siempre bajo un lavado enérgico.

    PEGADO

    Otra actividad común es el pegado en el yacimiento de recipientes que han aparecido fragmentados. Es una labor necesaria, ya que posibilita conocer el perfil y tipología de los recipientes hallados, y de hecho los fragmentos están más protegidos cuando están adheridos que cuando permanecen sueltos.
    Sin embargo, cuando los recipientes pegados en la excavación llegan al taller de restauración, éstos deben despegarse de nuevo para aplicar los tratamientos correspondientes. Este despegado es, lógicamente, un proceso costoso para el restaurador y agresivo para las obras, durante el cual se desprenden esquirlas y fragmentos. Este riesgo puede limitarse teniendo en cuenta un par de aspectos.
    Conviene, como hemos mencionado, utilizar un adhesivo lo más reversible posible. Las mismas disoluciones de resinas acrílicas o adhesivos nitrocelulósicos indicados más arriba resultan óptimos. Por el contrario no deben utilizarse nunca emulsiones acuosas de resinas (como el PVA), adhesivos de contacto o resinas epoxídicas.
    Y en cuanto al método de pegado, cuanto menor sea la cantidad de adhesivo empleada, más fácil será retirarlo posteriormente sin daño para la pieza. Es mucho mejor aplicar puntos discontinuos a lo largo del plano de fractura que embadurnarlo entero de adhesivo.

    Vemos pues como las situaciones que pueden surgir durante una excavación arqueológica son innumerables y, aunque aparentemente no lo parezca, los objetos son siempre delicados, y su comportamiento imprevisible. Es por tanto misión de ambos, restauradores y arqueólogos, trabajar unidos en la preservación de la cultura material que ha llegado hasta nuestros días.

    Read more

    Restauración de Pinturas: patologías más habituales

    Para la restauración de una pintura, es fundamental conocer la ejecución de la obra, es decir, como está pintada y sobre que soporte se encuentra.  La mejor forma de poder realizar la restauración de una pintura es conociendo el problema que ha provocado el deterioro de la pieza.

     

    El primer paso es valorar que patologías presenta la obra y determinar sus causas.

    Para ello, se realiza lo que se denomina “estudio científico”, donde a través de distintas técnicas de análisis (examen en profundidad con distintos tipos de luz, fluorescencia ultravioleta, radiografía, reflectografía infrarroja, análisis químico estratigráfico) es posible valorar los daños con exactitud, realizando de este modo la propuesta de intervención más adecuada en cada caso.

    Este estudio es fundamental y básico antes de la intervención directa sobre la obra.

    1. Deformaciones del soporte.

    Las deformaciones que puede presentar un tejido son muchas y variadas, atendiendo también a las múltiples causas que pueden originarlas.

    1.1. La humedad ambiente.

    Debido a que la gran mayoría de pinturas se encuentran realizadas sobre tejidos orgánicos y dado que estos presentan como característica la higroscopicidad, estos reaccionan con la humedad del ambiente de dos formas:

    1. a) Al haber mucha humedad en el ambiente, las telas tienden a coger parte de ella, hinchándose sus fibras y mostrando una distensión generalizada del tejido, destensándose.
    2. b) Por lo contrario, con una humedad escasa, las fibras tenderán a encoger, tensándose de nuevo

    En la mayoría de los casos, cuando  el tejido ha perdido su tensión, ya sea por la pérdida de parte de sus propiedades físicas  o bien porque la distensión es muy grande, es imposible volver a su estado original de tensión sin la ayuda de un bastidor móvil. Por tanto, el bastidor de una obra será fundamental para aplicar una tensión extraordinaria.

    Pero desafortunadamente, los bastidores móviles o de cuñas no aparecen hasta principios del siglo XIX. Por lo que, en la mayoría de los casos, el problema de la pérdida de tensión del tejido de una pintura no es recuperable a no ser que se cambie el bastidor fijo por uno móvil.

    1.2. Tensiones artificiales que afectan al tejido.

    Llamaremos “tensiones artificiales” a las tensiones producidas sobre la tela de una pintura cuyo origen no es natural.

    En cuadros relativamente nuevos (finales del siglo XIX y siglo XX) y de tejidos con preparación industrial suele producirse pequeñas tensiones en los ángulos como consecuencia de una incorrecta tensión por parte de los bastidores.

    También hay que destacar la aplicación de parches colocados en intervenciones puntuales a lo largo de la vida de la obra, realizados con adhesivos muy fuertes, que una vez secos, provocan tensiones extremas que se traducen en deformaciones puntuales del tejido por la cara anterior.

    1. Rotos.

    Durante la vida de una obra, y sobre todo en pintura sobre lienzo, es común la presencia de rotos, producidos como consecuencia de golpes, agresiones y múltiples causas.

    Si el tamaño del roto permite la colocación de un parche, esta podría ser una la solución. Aunque si el tamaño de este es muy grande y afecta a gran parte del lienzo, afectando a las propiedades físicas de la tela, el reentelado será la única solución

    1. Cazoletas.

    Son zonas que se levantan al ser comprimidas por tensiones laterales, formándose grietas en la película pictórica con forma de cazoletas cóncavas con bordes levantados. Su origen puede ser muy variado : exceso de aglutinante, movimientos del soporte, excesivo calor, etc. A veces, estas cazoletas permanecen sujetas entre si por la simple presión de unos bordes con otros, pero suelen desprenderse fácilmente cuando sufren un golpe o una vibración, saltando toda la zona de pintura.

    Su tratamiento se realiza aplicando puntualmente un consolidante, acompañado de presión y, a veces, calor.

    1. Falta de adhesión de estratos.

    Provocada por una pérdida del poder adhesivo del aglutinante utilizado en los distintos estratos que se encuentran sobre el tejido (capa de preparación y película pictórica en sus distintas capas). Apareciendo, sobre todo, en la capa de preparación, y provocando el desprendimiento de distintas zonas a la menor vibración.

    Las obras que presentan este daño deben ser tratadas a la mayor brevedad posible con tratamientos de urgencia que protejan la zona y eviten el desprendimiento.

    1. Abrasiones.

    Como consecuencia de limpiezas inadecuadas realizadas por manos inexpertas, muchas pinturas presentan este daño. Se trata, como su nombre indica, de una abrasión o desgaste sobre la capa de película pictórica o pintura, adelgazando esta y llegando, en casos extremos, a dejar a la vista la capa de preparación subyacente.

    Su tratamiento es puntual, realizándose una reintegración cromática que disimule óptimamente este daño.

    1. Repintes.

    Problemática que consiste en la aplicación de un color para cubrir una falta en la película pictórica o pintura.

    Por lo habitual están realizados por manos inexpertas, con materiales incorrectos y sin ajustarse cromáticamente al original.

    Gracias al examen con luz ultravioleta son claramente visibles y detectables.

    En la fase de limpieza son eliminados completamente, encontrándonos, en ocasiones, que el repinte cubre gran parte del color original, siendo extendido mucho más allá de la falta de color existente.

    1. Barnices oxidados.

    Durante su vida, una obra sufre multitud de intervenciones, siendo la aplicación de barnices muy común, con la finalidad de subir el tono de los colores ya apagados de la policromía. Este barniz, con el paso de los años termina oxidándose, envejeciendo y por tanto, amarilleando, creando una veladura de color oscuro sobre las obras y ocultando los colores originales.

    Tan importante es eliminarlo durante la intervención, para recuperar los colores originales, como su posterior aplicación de nuevo, ya que de este modo, la suciedad ambiental, grasas y humos se depositarán directamente sobre el barniz y no sobre la pintura, protegiendo esta. De este modo, cuando haya que volver a restaurar la obra, se facilitará al restaurador la fase de limpieza, ya que solamente habrá que retirar la capa de barniz sin intervenir directamente sobre la pintura.

    1. Suciedad generalizada.

    Podríamos denominar esta suciedad como el polvo, grasas, humos, que se van depositando a lo largo del tiempo sobre una obra, creando un estrato que apaga los colores y desvirtuando el tono original.

    Su eliminación es muy delicada cuando se ha depositado directamente sobre los colores, no existiendo de por medio una capa de barniz.

     

    Read more

    Restauraciones de pasos de Semana Santa

    La Semana Santa es una época del año en que aprovechamos para ir a visitar diferentes lugares, donde como cada año se celebran las conocidas profesiones. En ellas no solo apreciamos historia y cultura sino que tenemos el placer de observar obras de arte, que nos muestran la historia paso a paso. Estas obras están expuestas al paso del tiempo y por ello es importante realizar cada cierto tiempo las restauraciones de pasos de Semana Santa.

    La Semana Santa

    Es la conmemoración anual cristiana de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret. Por eso, es un período de intensa actividad litúrgica dentro de las diversas confesiones cristianas. Da comienzo con el Domingo de Ramos y finaliza el Domingo de Resurrección, ​ aunque su celebración suele iniciarse en varios lugares el viernes anterior (Viernes de Dolores). La fecha de la celebración es variable (entre marzo y abril según el año) ya que depende del calendario lunar. La Semana Santa va precedida por la Cuaresma, que finaliza en la Semana de Pasión donde se celebra la eucaristía en el Jueves Santo, se conmemora la Crucifixión de Jesús el Viernes Santo y la Resurrección en la Vigilia Pascual durante la noche del Sábado Santo al Domingo de Resurrección. Durante la Semana Santa tienen lugar numerosas muestras de religiosidad popular a lo largo de todo el mundo, destacando las procesiones y las representaciones de la Pasión.

    Viridian

    A todos nos gusta poder ver la esencia de las obras y esculturas que nos cuentan las historias del pasado y es por eso que nosotros les devolvemos esa belleza y esplendor con que el que fueron creadas.  Obras escultóricas creadas para recrear la Pasión y Muerte de Cristo. Las cofradías organizan procesiones con estos “pasos”. Pueden ser imágenes totalmente talladas, o estructuras con armazón para vestirles con el fin de que parezcan más reales. Entre los temas están: Cristo en la borriquita, La Oración en el Huerto ,La Ultima Cena, Cristo atado a la columna , Virgen de la Soledad, La Cruz a Cuestas, La Coronación de Espinas, La Crucifixión, El Descimiento, Cristo Yacente.Si quieres ver alguno de nuestros trabajos visita nuestra página web viridianrestauraciones.es

    Read more

    Restauración Arqueológica

    La historia nos ayuda a conocer los lugares en los que vivimos, nuestras costumbres, la sociedad… y todo esto no sería posible sin todos esos utensilios arqueológicos que nos permiten conocer nuestro pasado. Por este motivo es muy importante mantenerlos en buen estado y en caso de estar deteriorados realizarles una restauración arqueológica.

    Para conocer nuestro pasado, nuestra historia, debemos investigar y recabar información que nos aportan todo lo que con el paso de los años ha permanecido protegido ya sea por la propia naturaleza o por el hombre. En muchas ocasiones contamos con la suerte de que existan objetos que han permanecido en manos de alguien que ha ido cediendo el objeto de generación en generación, pero se dan otros casos en los que es necesario realizar excavaciones para conocer la historia del lugar.

    Es en estos casos cuando debemos tener presente que es posible que el objeto no esté en buenas condiciones y sea necesario restaurarlo para poder ver que es lo que cuentan sus dibujos y formas. Tenemos que tener presente que son materiales muy delicados, ya que han estado sufriendo la inclemencias del paso de los años y sus componentes se han debilitado.

    Nosotros sabemos la importancia que tiene todos estos objetos ya que podemos encontrar desde utensilios usados para la caza y uso domestico como restos de civilizaciones, por ello trabajamos con máximo cuidado para conseguir devolverle la mayor parte de su esencia.

    Nos gusta trabajar mano a mano con cliente para saber y conocer cuál es la historia del objeto sobre el que vamos a trabajar, de esta forma hacemos participe al cliente al cliente de la historia. Otorgamos confianza y seguridad ante todo, ya que cada restauración es única para nosotros.

    Si quieres conocer de primera mano nuestros trabajos visita nuestra página viridianrestauraciones.es y ponte en contacto con nosotros a través de un email o llamando a nuestro teléfono  619 656 700. Te esperamos!

    Read more

    RESTAURACIÓN DE RETABLOS

    Seguro que muchos de vosotros al entrar en una iglesia os habréis fijado en la forma en la que está decorada la zona de altar, siempre tan llamativa e impresionante, y es gracias a los retablos que decoran su parte trasera y laterales.  En la mayoría de los casos podemos ver que el tiempo no les ha tratado muy bien y muchos han perdido su color, por ello es necesario buscar una restauración de retablos.

    El retablo es un conjunto de piezas pintadas y esculpidas que forman un conjunto ordenado y colocado detrás de un altar, cuya aparición se produjo el en siglo XI y su dimensión fue aumentado con el paso de los siglos. Son piezas propias de las iglesias católicas de todo el mundo. Los retablos se han realizado con todo tipo de materiales (toda clase de maderas, toda clase de piedras, toda clase de metales, esmalte, terracota, estuco, etc.) y pueden ser escultóricos (en distintos grados de relieves o con figuras de bulto redondo), o bien pictóricos; es también muy frecuente que sean mixtos, combinando pinturas y tallas. Su utilidad principal era la de guardar reliquias y  su uso como elementos pedagógicos para explicar al pueblo pasajes religiosos y vidas de Santos.

    El lugar por excelencia donde podemos encontrar los retablos es en el Altar Mayor de una iglesia, justamente zona situada en la parte posterior del altar, seguro que a muchos de vosotros os suena. Por defecto, este retablo es conocido con el nombre de Retablo Mayor. También podemos encontrar retablos en los laterales de la capilla, aunque sus dimensiones no son tan exuberantes como las de el retablo mayor.

    Como podéis ver son verdaderas obras de arte, cuya conservación es importante, ya que representan nuestra historia, por este motivo es necesario cuidarlas y realizarse una restauración cuando veamos que han perdido su color y esencia.

    Read more

    RESTAURACIÓN DE ESCULTURAS

    A través de la escultura se han representado grandes momentos de la historia, personajes conocidos, escenas de cada época…. y gracias a ellas se puede conocer los pensamientos que había en esas épocas. Sin embargo, las esculturas al sufrir el paso del tiempo se deterioran y pueden perderse por ello es muy importante llevar a cabo en esos momentos una restauración de esculturas.
    A la hora de llevar a cabo cualquier tipo de restauración es importante tener en cuenta una serie de detalles , como sobre que material está creada la escultura, ya que pueden estar echas de piedra, madera, marfil o metal. Este dato nos ayuda, y nos indica cómo debemos realizar la restauración y el cuidado con que debemos tratarla ya que cada material reacciona diferente al paso del tiempo, lo que hace que unos sean más resistentes que otros.
    Otro de los detalles a tener en cuenta es el estilo de las esculturas, es decir, si son macizas o huecas, si están formadas por una sola pieza o por varias que han de ser acopladas y por ultimo por lo colores que se hayan utilizado, es decir, que sean policromadas o no. Evidentemente, son datos que debemos tener muy en cuenta ya que a la hora de realizar una restauración de esculturas, es importante no cambiar ningún detalle de la escultura original ya que es allí donde se encuentra la esencia de la misma.
    Por este motivo, este tipo de trabajos no se le pueden confiar a cualquier persona, sino que se debe trabajar con profesionales. En mi caso, trato cada escultura como propia y soy muy minuciosa a la hora de mantener los detalles ya que es lo más bello de la escultura. Si quieres conocer un poco más sobre mi forma de trabajo visita mi pagina web  donde podrás ver alguno de mis trabajos.

     

    Read more

    RESTAURACIÓN DE PINTURAS

    La pintura siempre ha sido una manera de guardar momentos, representar momentos de la historia o de plasmar la belleza de las personas, sin embargo con el paso de los años estas pinturas sufren al igual que nosotros por lo que es muy importante tener presente la restauración de pinturas.

    A lo largo de la historia, se han utilizado infinidad de materiales para plasmar el momento que quería que perdurase, como telas, tableros de madera y laminas metálicas finas. Como se puede ver son totalmente diferentes los unos de los otros, por lo que conllevan cuidados y condiciones diferentes para lograr que no sufran ningún daño con el paso del tiempo. Sin embargo, en muchas ocasiones por mucho cuidado que se tenga el tiempo termina haciendo mella en ellos y empiezan a mostrar marcas de  que el deterioro puede provocar la pérdida de esa pintura.

    Se puede creer que al ser pinturas tan delicadas y con trazadas tan finos va a ser imposible devolverles su esencia, pero no es así ya que con paciencia y experiencia se puede devolver la elegancia. Nosotros realizamos una gran diversidad de trabajos y la restauración de pinturas está entre ellas. Le devolvemos la luminosidad a la pintura y hacemos desaparecer los daños provocados por el paso del tiempo, en nuestra página viridianrestauraciones.es puedes encontrar diversos trabajos que hemos realizado y podrás ver con tus propios ojos que por muy dañado que este la pintura no quiere decir que ya no tenga solución alguna.

    Queremos que confíes en nosotros ya que para nosotros cada una de las obras que restauramos la tratamos como propia, por lo que tenemos suma delicadeza, ya que sabemos que algo que se conserva en el tiempo es porque el valor sentimental que aporta nos ayuda a recordar otras épocas y personas de nuestra vida.

    Read more

    El necesario equilibrio entre lo devocional y lo artístico

    Las restauraciones del Cristo de las Tres Caídas y del Nazareno de Sanlúcar abren de nuevo el debate sobre cuáles deben ser los criterios de intervención.

    Con la restauración del Cristo de las Tres Caídas y del Nazareno de Sanlúcar de Barrameda ha vuelto a surgir el debate sobre cómo deben ser las restauraciones. Por un lado, el criterio del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, que proponía que la imagen del Nazareno trianero recuperara la policromía original del XVII. En el otro extremo, la restauración excesivamente intervencionista que le realizó Luis Álvarez Duarte a la imagen de Sanlúcar la Mayor, sustituyéndole el pelo natural por uno tallado y modificando sustancialmente su aspecto para hacerlo más acorde a los gustos actuales, por petición expresa de la hermandad y contra el informe negativo de la Comisión de Patrimonio del Arzobispado.

    Entre ambos criterios, existe también la teoría del «término medio», la del «necesario equilibrio». Es aquella que respeta los dos valores fundamentales de una imagen, tanto como obra de arte que es, como su condición de icono devocional.

    La hermandad de la Esperanza de Triana ha estudiado durante años cada una de las posibilidades, en busca del mayor consenso. Tanto el Cristo de las Tres Caídas como la Virgen de la Esperanza fueron sometidos durante el siglo XX a restauraciones en las que se modificó su aspecto, incluso en varias ocasiones. Esto, a pesar de que era muy común antaño, no entra dentro de los criterios de restauración actuales, mucho más profesionales. Por otro lado, para restaurar al Señor, cuya policromía se encuentra excesivamente oscura por la suciedad, se descartó la propuesta del IAPH de devolverle la policromía original, ya que, bajo el criterio de la junta de gobierno y de la comisión nombrada, obviaba el aspecto devocional de la talla. Por ello, se decantó por la planteada por Pedro Manzano, que buscaba ese equilibrio.

    Para Javier Sánchez de los Reyes, que engloba las facetas de artista y la de historiador del arte, y miembro de la comisión para la restauración del Cristo de las Tres Caídas, este asunto «es muy poliédrico, está sujeto a opiniones, no puede haber un dogma irrefutable». Así, «yo recurro a la lógica y que las cosas sean lo más fluidas posibles en la restauración en las cofradías, que hay que diferenciarlas de otras piezas de arte. Lo más lógico, lo menos chocante, es que la imagen tenga una restauración que mantenga los valores de la talla».

    Por ello Sánchez de los Reyes comenta que «no tengo nada contra el criterio purista de retirar las adiciones para dejar la imagen en su concepción prístina, pero es normal que haya una ruptura. Hay que entender las coordenadas de lo que es una obra de arte devocional, si no, la restauración estará muy bien hecha pero quizá le falte algo». Cree, de esta forma, que «cuando se retira algún repinte, que son también materiales que se alteran y acaban virando, se pueden luego volver a ponerlos con material de restauración, que es más estable. Así, la imagen tiene un aspecto más saneado y no hay un cambio tan brusco». 

    Policromías originales

    Muy pocas imágenes conservan su aspecto original. Javier Sánchez de los Reyes cita a dolorosas como la Estrella, el Mayor Dolor de la Carretería o la Macarena, cuyas restauraciones «son mucho más fáciles». Según comenta, «el problema viene cuando una imagen tiene retoques encima» y, siempre según su criterio, «una vez que se retiran, hay que reponerlos». No es el caso del Cristo de las Tres Caídas, que apenas tiene adiciones, aunque sí mucha suciedad acumulada.

     

    Por ello, cree que la restauración del Gran Poder en 2006 debe servir de ejemplo: «Tuvieron esa sensibilidad de guardar el equilibrio, sin alterar el aspecto de la imagen pero siendo valientes, como la recuperación del color verdoso en la corona de espinas».

    En ese equilibrio perfecto entre los dos criterios, este artista piensa que «no está en un escalón inferior el restaurar una pieza con criterios devocionales y cofrades que con criterios exclusivamente museísticos. Es simplemente distinto y hay que perder el miedo. Y es importante que las comisiones de seguimiento tengan en cuenta lo que la hermandad espera de la restauración», concluye.

    Aunque en los últimos años se han ido restaurando imágenes con enorme devoción en la ciudad con criterios profesionales, aún queda el reparo entre los devotos cada vez que se afrontan y suelen ser motivo de miedo y conflicto dentro de las hermandades. Quizá en el término medio esté la virtud y aquellas que necesiten de una restauración, puedan afrontarse con consenso y sin ese temor que existe.

    Read more

    Italia devuelve a Siria restauraciones de bajorrelieves de Palmira

    El Ministerio señaló que la imagen inicial de los bajorrelieves fue restaurada gracias a los procedimientos de escaneado y posterior modelado computarizado, tras lo cuales los especialistas imprimieron las “prótesis” de los fragmentos perdidos de los rostros.

    “Los técnicos del Instituto lograron restaurar de modo milagroso dos bustos de Palmira, violentamente destrozados por los combatientes de Daesh (grupo terrorista autoproclamado Estado Islámico, prohibido en Rusia y otros países)” comentó el ministro de Cultura de Italia, Dario Franceschini.

    Según el titular, “este importantísimo trabajo demandó una alta profesionalidad, pasión y lealtad al oficio, que demostraron los trabajadores del Instituto”.

    Un tanque del Ejército sirio en las afueras de Palmira (archivo)
    © Sputnik/ Maxim Blinov
    El Ejército sirio toma bajo control un alto estratégico cerca de Palmira

    Estas obras de arte fueron dañadas durante la primera ocupación de Palmira por parte de Daesh.

    Las piezas más dañadas fueron los bajorrelieves con los rostros de una mujer y un joven.

    Tras la liberación de la ciudad estas piezas fueron enviadas a Italia para su restauración.

    Palmira, uno de los seis lugares de Siria declarados Patrimonio Mundial por la Unesco, cayó en manos de Daesh en mayo de 2015.

    Diez meses después, los militares sirios y el grupo Halcones del Desierto recuperaron el control de la ciudad que por entonces conservaba el 80% de los monumentos.

    Más: Ministro sirio califica de crimen repugnante la destrucción de Palmira

    El grupo terrorista volvió a entrar en la emblemática localidad a finales de diciembre.

    Read more
    • 1
    • 2